Las vacaciones para un/a niño/a de Primaria

Las vacaciones para un/a niño/a de Primaria

Las vacaciones de un/a niño/a de Primaria

Estos días no lectivos suponen un respiro para cualquier estudiante, aunque las vacaciones de los alumnos de Primaria implican cierta predisposición hacia la búsqueda de alternativas por parte de los padres… Evidentemente, la mayoría de los progenitores no dispone de tantos días libres, por lo que recurrir al plan B, C y D suele ser bastante habitual. De hecho, un plan E tampoco suele venir mal…

En esta ocasión, las vacaciones navideñas conllevarán poco más de 15 días sin apertura de aulas, por lo que los niños y niñas invertirán su tiempo en “diversas actividades” mientras sus padres trabajan.

Respecto a los planes mencionados anteriormente, tal vez puedan darles alguna idea a los padres que no sepan cómo ocupar el tiempo de sus hijos en alguno de los días, o durante determinadas horas… mientras ellos cumplen con sus respectivas jornadas laborales.

Evidentemente, el plan B lo configuran los tan loables abuelos, que durante estas fechas entrañables siguen prestando su colaboración desinteresada al hacerse cargo de sus nietos. Por supuesto, claro está que esta circunstancia les supone asumir responsabilidad y obligaciones; por lo que su función se merece un premio, el mejor de ellos.

La segunda posibilidad podría consistir en contactar con otros padres en situaciones similares para contratar (entre todos) los servicios de algún animador/a cultural, cuidador/a o monitor/a que se encargue de organizar actividades para el grupo. De esa forma, a pesar del coste económico, la cuantía puede ser mínima al ser compartida…

El plan D podría ser una variación de la opción anterior, dado que es probable que no todos los padres y madres tengan el mismo horario de trabajo. Así pues, una idea a tener en cuenta podría ser que cada uno de ellos se ocupara del grupo de niños en un horario determinado; de manera que la jornada quedara cubierta por varios de ellos en cada momento. Ahora bien, el acuerdo y la compatibilización resultan claves en este caso.

Por último, el plan E lo constituyen las guarderías y entidades que ofrecen servicios alternativos a los padres; pues muchas de ellas han diversificado sus servicios hasta el punto de organizar actividades durante las vacaciones escolares para cubrir los horarios laborales de los padres. En ese sentido, los niños y niñas disfrutan del ocio sin la necesidad de que sus padres hayan de recurrir siempre a los familiares y amigos.

En algunas poblaciones, los ayuntamientos asumen el papel aportado por este plan E, lo cual supone un alivio para muchas familias. Sin embargo, lo que está claro es que los estudiantes de Primaria han de estar acompañados, ocupados y disfrutando del tiempo “libre” si no deseamos que inviertan su imaginación e inventiva en tramar más de una travesura… Va por ellos…

Sin Comentarios

Deja tu comentario