La comprensión de lectura como base del pensamiento

La comprensión de lectura como base del pensamiento


Acercarse al conocimiento es mucho más que tener la capacidad de representar diversas situaciones, es poder comprender los fenómenos y las interacciones entre ellos y para esto es fundamental que desde sus primeras etapas escolares los niños tengan un acercamiento a la lectura que les permita ir comprendiendo, analizando y proponiendo sobre el mundo.

La lectura tiene una gran importancia en el proceso de desarrollo y maduración de los niños y en el logro de aprendizajes significativos en los jóvenes y en los adultos. La relación que existe entre comprensión lectora y rendimiento escolar es imperativa.

El potencial formativo de la comprensión lectora va más allá del éxito en los estudios; la lectura proporciona cultura, desarrolla el sentido estético, actúa sobre la formación de la personalidad y es fuente de recreación y gozo. La comprensión lectora constituye un vehículo para el aprendizaje, para el desarrollo de la inteligencia y la imaginación, para la adquisición de cultura y para la educación de la voluntad, además mejora las relaciones humanas, enriqueciendo los contactos personales y da facilidad para exponer el propio pensamiento posibilitando la capacidad de pensar.

Si no se aprende a leer correctamente, a través de toda la vida del individuo habrá rezagos, fallas en la forma de estudiar, escasa cultura, estudiantes con posibles fracasos, lectores incompetentes, etc.

Sin duda uno de los problemas que más preocupa a los profesores de cualquier nivel es el de la comprensión lectora ya que esta es la base de todo lo demás que pueda llegar a aprender como individuo.

De nada sirve pensar que un estudiante puede ser “malo” en la lectura y bueno en otras áreas pues a diferencia de otros tipos de conocimientos (artísticos, científicos, musicales, tecnológicos, etc.) la lectura es la base de todos ellos y está relacionado intrínsecamente con su aprendizaje.

Sin Comentarios

Deja tu comentario