Los deberes cambian con las TICs

Los deberes cambian con las TICs

Los deberes cambian con las TICs

Desde luego, que los tiempos cambian es más que una evidencia incluso en el ámbito de la educación. De hecho, hay algunas pautas docentes que han quedado totalmente relegadas al olvido.

Lo que antiguamente se transmitía desde una tarima y se materializaba sobre un papel en forma de apuntes ininterrumpidos y con ciertos tintes jeroglíficos toma color ahora a través de presentaciones PowerPoint, proyecciones diversas y vídeos de las temáticas en cuestión.

Igualmente, un alumno del anterior Bachillerato no tenía más remedio que adquirir ese famoso cuaderno cuadriculado que tanto tiempo sobrevivió para plasmar allí los ejercicios marcados según cada materia; que posteriormente habrían de entregarse para su consiguiente corrección manual.

Sin embargo, nuestro actual Pedro Fernández, estudiante de 4º de ESO, puede preparar su trabajo de ciencias naturales a través del ordenador; incluyendo fotografías, enlaces, gráficos y dibujos sin límite. Además, podrá concluir sus deberes con un correo electrónico o un mensaje a través de un ámbito virtual que registra la entrega de las actividades y procede automáticamente con su corrección. Así es la era de las TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación).

Así pues, el director del Instituto de Tecnologías Educativas (ITE) Antonio Pérez manifiesta su opinión acerca del cambio que necesariamente deben realizar los profesores para adaptar sus métodos pedagógicos a las nuevas generaciones. Ya no sólo vale preparar una clase de las de antaño, en las que el profesor/a funciona como un mero transmisor de conocimientos, puesto que los docentes actuales funcionan como guía y motivación respecto a las distintas fuentes que existen al alcance del alumnado.

Por otra parte, todo ello no implica que el profesorado pueda desentenderse del proceso educativo; sino más bien al contrario. Es más, entre sus labores destaca la necesidad de controlar el proceso de aprendizaje protagonizado por unos alumnos que se manejan con total libertad en la red, sin olvidar que en su misión se engloba también el propósito de corregir los errores que se generan en ese proceso autónomo de los actuales estudiantes.

En definitiva, la enseñanza ha encontrado un gran aliado en las nuevas tecnologías, mientras que alumnos y profesores han descubierto una forma nueva de encauzar su día a día…

1 Comentario

Deja tu comentario