La celebración celta en la educación

La celebración celta en la educación

La celebración celta superó a la de Halloween. El festejo que proviene de los Estados Unidos, es muy reconocido en varias partes del mundo, pero en los centros educativos en la última parte ganó el Samaín, que es la celebración tradicional celta, que cada vez está adquiriendo más adeptos, no sólo en los colegios, sino también en las asociaciones y concellos.

Este tipo de festejos dura toda la semana, pero especialmente tienen un día que es donde más fuerza toma, por medio de la decoración de las calabazas o calacús. En este aspecto, toma una cierta similitud con Halloween, aunque no es del todo parecida, sino que tiene apenas algunos rasgos semejantes.

Educacion

En el centro de educación Marcos Da Portela, de Monte Porreiro, los alumnos recibieron la ayuda de sus familias y aportaron cerca de 200 calabazas decoradas con motivos de la naturaleza, con árboles, gnomos, cuevas y diversas composiciones para realzar los trabajos. Los niños más pequeños se encargan de la decoración de frutas y vegetales y aprenden a hacer descripciones. Además, en la celebración también se pueden observar juegos y danzas al igual que el visionado de vídeos sobre la temática.

Este tipo de actividad hace que los más jóvenes empiecen a agilizar su poder de innovación, y se despejen por un corto tiempo de los libros y las exigencias de la escuela. La creatividad también es otro concepto que se hace presente cuando llega el momento de presentar los objetos decorados.

Por último, hay que destacar otros establecimiento en los cuales también se llevó a cabo esta celebración. Entre ellos se encuentran el Santo André de Xeve, el Sagrado Corazón de Os Praceres, el colegio de Sequelo, el Carballal, La Residencia de Mayores de Marín, entre otros.

Sin Comentarios

Deja tu comentario